Seguro que eres de los que este año entre la lista de buenos propósitos te has marcado que hacer deporte es vital. Y lo cierto es que es vital. Una buena dieta, ejercicio… pero ¿qué hacemos con el café? Pues de eso mismo vamos hablarte: beneficios del café en el deporte.

El café puede tener efectos positivos sobre la práctica del deporte a dosis razonable pero consumido en gran cantidad, puede llegar a ser nocivo. No olvides que tienes que ser moderado como norma general de 2 a 3 tazas sería lo recomendable (siempre que tu cuerpo lo tolere y no tengas ninguna incompatibilidad)

Pero es que a parte de la cafeína el café contiene polifenoles que favorecen la movilización de las grasas durante el ejercicio con mayor facilidad, favoreciendo la quema de grasas durante el ejercicio.

Todos estos efectos tienen como consecuencia el aumento del rendimiento deportivo sobre todo en deportes de resistencia ya que, al promocionar el uso de las grasas como fuente energética.

Beneficios del café en el deporte.

  • Nos duelen menos los músculos: la cafeína reduce la percepción del cansancio y del dolor durante el ejercicio físico.
  • Ayuda a controlar el agotamiento: la cafeína bloquea los receptores de adenosina (la adenosina induce al sueño).
  • Mejora la concentración: la cafeína estimula el sistema nervioso central e incrementa la función cerebral.
  • Mayor potencia muscular  y mejor rendimiento: La cafeína aumenta la fuerza en los músculos y también la potencia de salida en un 6%.
  • Nos ayuda a perder grasa: El café es un ingrediente que ayuda a quemar calorías y también trabaja como un supresor del apetito.
  • Aumenta la producción de adrenalina durante el ejercicio: La cafeína provoca la liberación de esta hormona en la glándula suprarenal.
  • Acelera la recuperación después del ejercicio: La cafeína incrementa el glucógeno muscular en un 66%.
  • Mejora la circulación sanguínea: Beber café moderadamente eleva el ritmo cardíaco.
  • Mejora de la memoria: Una taza de café mejora la memoria a corto y a largo plazo.
  • Previene enfermedades: Los nutrientes del café tienen varios factores de protección contra múltiples problemas de salud.
  • Baja el riesgo de padecer Diabetes tipo II: Un alto consumo de café se asocia con una mejor tolerancia de la glucosa.
  • Tiene potentes efectos protectores sobre el hígado: El beber café se relaciona con bajos niveles de  las enzimas que indican inflamación y daños hepáticos.
  • Una gran fuente de antioxidantes: el café es un número uno contra los radicales libres.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer: Los estudios revelan que el café con cafeína reduce el riesgo ante varios tipos de cáncer.
  • Disminuye el riesgo de muerte: los bebedores de café tienen un menor riesgo de muerte por problemas cardíacos, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, neumonías y suicidios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *